Cuándo usar «a» y «an» en inglés: reglas y excepciones

¿No tienes claro cuándo usar «a» y «an» en inglés? Te explicamos cuándo emplear cada una de estas dos formas y las reglas y excepciones que debes aprender.

Usar “a” y “an” en inglés: una cuestión sencilla que nos confunde

El uso correcto de “a” y “an” en inglés es uno de esos problemas que encontramos en casi todos los idiomas: cuestiones aparentemente simples, pero que acaban causando muchas confusiones entre los estudiantes.

¿Se dice an apple o a apple? ¿A ice cream o an ice cream? Como sucede con ciertas preposiciones o con los phrasal verbs, para muchas de las personas que acaban de empezar a estudiar inglés, saber cuándo decir “a” y cuándo “an” es una auténtica lucha, pero hoy vamos a terminar con ella: veamos cómo se utiliza este artículo indeterminado en inglés.

Cómo utilizar “a” y “an” de forma correcta

“A/an” son en realidad dos formas del mismo artículo, y en inglés las utilizamos para referirnos a un objeto, una idea… cualquier cosa que sea desconocida para la persona que está hablando, o al menos que no haya sido mencionada con anterioridad en la conversación.

Cuando tenemos claro que debemos utilizar “a/an”, debemos saber que la elección entre una forma u otra dependerá del primer sonido de la palabra a la que acompaña el artículo.

¡Cuidado! Esta es la clave: el primer sonido, no la primera letra de la palabra. Si el primer sonido es una consonante, utilizaremos “a”; si, en cambio, es una vocal, diremos “an”.

Tres ejemplos:

En cambio, con la vocal:

El oído nos ayudará mucho: en general, cuando el primer sonido de la palabra siguiente sea una vocal, “an” nos sonará mucho mejor. “A” sería más difícil de pronunciar.

Las excepciones que debemos tener en cuenta

Esta es la regla general, que es bastante sencilla de entender, pero, por supuesto… hay más. Ahora vienen las excepciones en el uso de “a” y “an” en inglés.

La primera de ellas es la de las palabras que empiezan con el sonido “h”. Pueden resultar confusas, porque en inglés hay palabras en las que se pronuncia la “h” y otras en las que es muda. Ejemplos de esto serían happy y honest. En estos casos, seguiremos la regla de arriba y trataremos de fijarnos en si el sonido es de consonante o de vocal. Así, diríamos:

La segunda excepción es la de ciertas palabras que empiezan por “u” u otra vocal y que tienen un sonido similar a la “y” de you o por “o” con un sonido parecido a la “w” de won. Dicho así puede ser difícil de entender, así que pongamos algunos ejemplos más:

Y en el segundo caso:

Como podemos ver, en realidad la clave siempre es la misma: entender por qué sonido (no necesariamente letra) empieza la siguiente palabra.

En algunos casos lo veremos claro con rapidez, mientras que en otros la diferencia será más sutil. De todos modos, nuestro mejor aliado, como ya hemos dicho, será siempre nuestro oído: entrenándolo poco a poco conseguiremos llegar a diferenciar con claridad cuándo usar “a” y “an” en inglés y comunicarnos mucho mejor. ¡Hora de trabajar!